Belda, Servicio Oficial Seat en Valencia
Belda

Noticias

Conducir bajo la lluvia con máxima seguridad

Conducir bajo la lluvia con máxima seguridad

Viernes, 8 de enero de 2016

Hoy ha salido un tiempo muy lluvioso y el riesgo de accidentes se multiplica. Por ello, es muy importante saber cómo actuar a la hora de emprender un viaje con este temporal, aunque sólo sea para ir al trabajo. La verdad que siempre debemos de hacer una conducción segura, pero si el tiempo empeora y no acompaña todavía hay que conducir con más tranquilidad y seguridad. Es muy importante estar pendientes de nuestra conducción y del tráfico.

Con la lluvia, nos enfrentamos a una reducción considerable de nuestra visibilidad. Antes que nada se deben revisar las luces del coche para así mejorar la visibilidad. La baja iluminación y las condiciones climatológicas influyen en la accidentalidad en carretera y en zona urbana. Y es que, aunque no sea de noche, es de vital importancia ser vistos con antelación, pero también a no deslumbrar a los demás. Se debe de utilizar el alumbrado correcto, lo ideal es llevar las luces cortas, no las de posición, que resultan inservibles en estos momentos.

Cuando las condiciones visuales empeoran a causa de una lluvia intensa y la aparición de niebla, entonces, se han de encender las luces antiniebla, tanto delanteras como traseras. Nunca está de más comprobar todos los faros y la intensidad de las luces para controlar que todo funciona correctamente.

Algo que también conviene revisar con el mal tiempo es el buen estado de los limpiaparabrisas,procura mantenerlo limpio, revisando el nivel del líquido.

Reducir el vaho del interior que se forma con el fío y la humedad, es imprescindible para que evitar que los cristales acaben empañados y reduzcan nuestra visibilidad. Para ello, es bueno utilizar el aire acondicionado, dirigiendo la ventilación hacia el parabrisas, conectando los sistemas antivaho o abriendo un poco la ventanilla.

Los neumáticos deben de estar en perfecto estado, con una presión correcta y una profundidad del dibujo por encima de 1,6 mm. La lluvia reduce el agarre efectivo de los neumáticos y puede llegar a comprometer la estabilidad del conjunto del coche si no circulamos con precaución. Aunque tengamos los neumáticos en perfecto estado, hay que saber que éstos tienen una determinada capacidad de evacuación de agua a través del dibujo y cuando sobrepasamos esa capacidad, perderemos el 100% del control del coche, eso es lo que se conoce como aquaplanning.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la distancia de seguridad. Debemos de mantener una distancia de seguridad mayor de la habitual. Más o menos el doble de lo normal. El coche con lluvia no frena totalmente en unos 5 metros.

Presta especial atención a peatones, ciclistas o motoristas, ya que la lluvia reduce la visibilidad, aumenta la distancia de detección y provoca reacciones imprevisibles en el vehículo (pérdida de adherencia, riesgo de perder el control…)

Por último no se debe arriesgar en la seguridad cruzando badenes inundados o zonas anegadas, ya que no se sabe bien la profundidad o posibles socavones ocultos por el agua. Así se corre el riesgo de dejar nuestro vehículo atrapado en la balsa de agua…y el coche inundado.

En resumen, cuando la lluvia entorpezca nuestro recorrido en carretera, es importante tener en cuenta:

- Encender las luces de cruce y las antinieblas en caso necesario.

- Mantener limpio el parabrisas por dentro y por fuera, además de mantener en perfectas condiciones las escobillas limpiaparabrisas.

- Circular más despacio de lo habitual.

- Doblar la distancia de seguridad.

- Disponer de neumáticos en buen estado.

- Mantener la precaución hacia el resto de conductores.