Belda, Servicio Oficial Seat en Valencia
Belda

Noticias

La importancia de los neumáticos

La importancia de los neumáticos

Viernes, 26 de febrero de 2016

Dentro de los vehículos de última generación, el neumático constituye un elemento de alta tecnología para lo cual debe ofrecer unas prestaciones y características como elasticidad, amortiguación de golpes, estabilidad direccional y alto rendimiento kilométrico.

Sobre todo, debe ser capaz de transmitir las elevadas fuerzas (tracción, dirección, frenada, etc.…) longitudinales y transversales a las que se encuentra sometido, para conseguir una adherencia optima a la calzada. Todo ello se debe cumplir incluso si la calzada está resbaladiza, mojada, grasienta o cubierta de nieve o hielo.

La seguridad es un factor prioritario en el desarrollo de los neumáticos. La reducción de la resistencia a la rodadura no puede obtenerse perjudicando la distancia de frenados, el comportamiento o la seguridad en mojado.

Se debe de tener un máximo cuidado porque es fundamental en el funcionamiento de un vehículo y es inevitable su desgaste, por eso debemos de tener un buen uso y mantenimiento, es por ellos que debemos recordar que los neumáticos:

1. Son la única unión entre el vehículo y la carretera.

2. Soportan todo el peso del coche, una carga de hasta 50 veces su propio peso.

3. Responden a los distintos movimientos de la conducción como la dirección, la aceleración y la frenada del coche.

4. Absorben irregularidades de la carretera.

5. Tienen fecha de caducidad (5 años), la cual aparece marcada dentro de una elipse con la semana y año de fabricación en formato de cuatro cifras. Por ejemplo, si apreciamos “4015” dentro de la citada elipse en el borde exterior del neumático, significa que se ha fabricado en la semana 40 del año 2015 y caduca 5 años después de esa fecha.

Además de afectar a la seguridad, el buen estado de los neumáticos también afecta al confort y al ahorro del combustible. Para conseguir una mayor durabilidad y la máxima seguridad en conducción, debemos tener presente la siguiente información sobre la presión de los neumáticos:

Los neumáticos con una presión correcta:

Los neumáticos con la presión correcta reducen el riesgo de perder el control del vehículo ya que este aprovecha el diseño y la funcionalidad programada por la empresa que ha diseñado el neumático. Además, protege el propio neumático de un desgaste prematuro y de daños irreversibles en el mismo.

Los neumáticos con poca presión:

Unos neumáticos con poca presión pueden provocar un accidente, dado que se produce un sobrecalentamiento y este puede provocar un reventón; así como la posibilidad de que se salga el neumático de la llanta con sus nefastas consecuencias para los ocupantes.

La insuficiencia de presión también hace que se desgasten más rápido los bordes de los neumáticos acortando su vida útil, aumenta considerablemente de la distancia de frenada, reduce la capacidad de evacuación del agua apareciendo antes el fenómeno de “aquaplaning” y provoca un aumento de consumo de combustible.

Los neumáticos con exceso de presión:

Los neumáticos con exceso de presión provocan un desgaste prematuro e irregularlo que provoca menor adherencia y el riesgo de pérdida de control. Esto es debido a que el neumático se adapta menos a la calzada.

Así mismo, conlleva una menor amortiguación de las rugosidades de la calzada además de un lógico aumento de las posibilidades de causar un reventón.