Belda, Servicio Oficial Seat en Valencia
Belda

Noticias

Prepara tu coche para el invierno.
Prepara tu coche para el invierno.

El invierno se acerca…y para ello es muy conveniente que tengamos preparado el coche para unaconducción segura en invierno.

Tener el coche listo para el invierno puede evitarte más de un problema innecesario durante los meses de frío. Si se toman precauciones necesarias, ni tu coche ni tu seguridad, tienen porque verse afectada por el frío.

Una vez en carretera, y aunque suene atópico, recuerda que lo importante es llegar. Para una conducción segura:

-Reduce la velocidad, evita el cambio de carriles y los adelantamientos si no son imprescindibles.

-Sigue el trazo de las roderas de otros vehículos para reconocer con mayor facilidad el recorrido de la carretera y las maniobras que han realizado otros coches.

-No frenes, ni des volantazos bruscos para controlar el coche, ya que es lo que puede volverlo indomable. Lo mejor es conducir de forma suave y anticiparte para tener tiempo de reacción.

-Si la carretera está helada, aumenta la distancia de seguridad.

-En carreteras heladas o cuesta abajo reduce una marcha menor antes de lo habitual; así podrás reducir de velocidad sin brusquedades.

Un problema añadido en la conducción en invierno es la visibilidad. En invierno hay menos horas de luz, a lo que se suman los fenómenos atmosféricos como la lluvia, la niebla, el viento…

Cuando haya hielo en la carretera lo principal es evitar las reacciones bruscas y usar marchas largas. Cuesta arriba y en llano, usa una marcha más larga de lo habitual y deja distancia con el coche de delante. Además, evita adelantamientos. Cuesta abajo, retén el coche con marchas cortas, usa el embrague suavemente y pisa el freno lo menos posible.

Por otra parte, si la conducción es con viento, reduce la velocidad y mantén un régimen alto de revoluciones en el motor para mantener la trayectoria. Sujeta con fuerza el volante y realiza movimientos suaves. Circula por el centro del carril, y extrema la precaución al adelantar y al salir de túneles.

Por estos motivos siempre hay que tener apunto el coche y es recomendable seguir estos consejos para tener el coche listo para el invierno:

Anticongelante:

Es vital para la protección de circuito de refrigeración. Lo mejor es que utilices el que tenga el rango UNE más alto, y que lo cambies cada 2 años o cada 40.000 kilómetros.

Neumáticos:

No sólo hay que revisar el dibujo y que las presiones de los neumáticos sean los correctos. Con el frío, las ruedas suelen desinflarse ligeramente, pero también hay que prestar atención al estado de la goma (en invierno no debería ser inferior a 3 mm). Y si, a pesar de sus ventajas, no montas neumáticos de invierno, no te olvides de llevar unas cadenas en el maletero.

Batería:

Comprueba que su nivel de carga es el adecuado antes de salir. O también es aconsejable, llevar pinzas, son imprescindibles todo el año pero con más motivo en invierno. Y es que el frío descarga las baterías; su temperatura óptima de funcionamiento es de 25 ºC.

Limpiaparabrisas:

Cámbialos si hacen ruido al funcionar o no limpian bien. No olvides rellenar el depósito del lavaparabrisas.

Botiquín y accesorios de emergencia:

Nunca se sabe en qué situación te puedes llegar a encontrar. Por ello, lleva un kit de primeros auxilios con gasas, alcohol, algodón…Además de agua, manta y el móvil siempre cargado.

Además es importante llevar cadenas, extintor, linterna con pilas…

Cuando haya hielo en la carretera lo principal es evitar las reacciones bruscas y usar marchas largas. Cuesta arriba y en llano, usa una marcha más larga de lo habitual y deja distancia con el coche de delante. Además, evita adelantamientos. Cuesta abajo, retén el coche con marchas cortas, usa el embrague suavemente y pisa el freno lo menos posible.

Por otra parte, si la conducción es con viento, reduce la velocidad y mantén un régimen alto de revoluciones en el motor para mantener la trayectoria. Sujeta con fuerza el volante y realiza movimientos suaves. Circula por el centro del carril, y extrema la precaución al adelantar y al salir de túneles.